El grafeno no es el material del futuro. Ya es el presente!

El grafeno no es el material del futuro. Ya es el presente!

El descubrimiento del grafeno como el material más resistente del mundo, y el hecho de ser además muy transparente, ligero, flexible y gran conductor de electricidad, entre otras muchas propiedades, está causando una auténtica revolución con la investigación de sus posibles aplicaciones.

Desde que los científicos de origen ruso Novoselov y Geim, lograron sintetizar el grafeno en los laboratorios de la Universidad de Manchester, por lo que obtuvieron el Nóbel de Física en 2010, los laboratorios y empresas que investigan su aplicación en los campos más diversos, no para de crecer exponencialmente.

Estas son algunas de las aplicaciones ya vigentes o en estado muy avanzado.

Desalinización del agua con un ínfima parte de la energía que se usa actualmente.

Baterías para coches eléctricos con una autonomía de 800 a 1.000 kilómetros sin necesidad de recargar el coche.

Prototipos de chips diseñados por IBM que funcionan 10.000 veces más rápido que los actuales.

Cristales inteligentes que se vuelven opacos y que pueden ser receptores solares transparentes.

Ropa inteligente con sensores biométricos y electrocardiogramas que registran la frecuencia cardíaca en tiempo real.

Compuestos plásticos para barcos basados en grafeno que logran reducir un 50% su resistencia al avance y que tienen una rugosidad de 0,8 micras, doscientas veces menos que la mejor pintura.

Sensores para cámaras desarrollados por Nokia, con una capacidad de absorción de luz sin comparación con los actuales.

Paneles solares que convierten la luz solar en electricidad a una velocidad desconocida hasta ahora.

Vasijas nucleares mucho más seguras a la radioactividad de las centrales nucleares y producción del agua pesada para su funcionamiento a costes mucho más bajos gracias al tamiz molecular que supone el grafeno.

Y así un sinfín de aplicaciones más que vamos conociendo cada día en los más diversos campos, como materiales anticorrosivos, sustitución de los rayos X por técnicas mucho menos invasivas para el cuerpo humano, altavoces con membranas de grafeno mucho más eficientes, vendas y elementos antibacterianos, empastes dentales que no se oxidan y perduran mucho más, … y un larguísimo etcétera que no hace más que constatar la enorme importancia que ya está adquiriendo el grafeno en nuestras vidas.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *